Casa pasiva: innovación al servicio del ahorro energético y el confort

Este proyecto cooperativo apunta al cambio conceptual de la vivienda basado en el aprovechamiento extremo de las fuentes energéticas.

SobreCiencia conversó con Santiago Rabelin, integrante de esta iniciativa, quien contó que el objetivo es lograr la construcción de casas eficientes con un sistema estándar que se está utilizando en Europa.

– “Lo que intentamos lograr es la construcción de casas eficientes en todo aspecto, que repercutan en la economía de la familia. Estamos hablando, dependiendo del grado de inversión en la casa, que se pueden lograr ahorros de hasta un 80 o 90% de energía”-dijo.

Rabelín explicó que es fundamental la complementación y la interdisciplinariedad entre varias áreas como la ingeniería y la arquitectura, para trabajar en lo que tiene que ver con la construcción, la eficiencia energética y el uso de diferentes tipos de materiales. También aclaró que estas viviendas ofrecen un mayor confort que las construcciones comunes.

– “No hablamos acá de un cambio en el origen, en la generación de la energía, sino del uso de la energía Vemos que hay bastante mercado para la generación de energía, pero no tanto para la eficiencia, nosotros creemos que puede ser un buen mercado. Con respecto al precio, en algunos países desarrollados se están logrando los mismos precios en cuanto a materiales y mano de obra. Nosotros creemos que todavía no estamos a ese nivel, estamos en ese proceso de investigación de precios y mercados para ver de qué precio podemos hablar. Estimamos que podría llegar a ser entre un 10 y un 15% más cara que una casa convencional”- cuenta.

Santiago Rabelín es estudiante de ingeniería en energías renovables e integra el proyecto Casa Pasiva junto a Juan Ignacio Méndez, estudiante de arquitectura. Rabelín hizo referencia al modelo cooperativo y detalló como se vincularon con Incubacoop.

– “Todo surge a raíz de una convocatoria que hace la UTEC con respecto a la Incubacoop, nos postulamos y surgió la posibilidad de formar parte de la incubadora de cooperativa. Nosotros no teníamos muy claro como funcionaba una cooperativa y luego de un proceso que duró un mes de adaptación e introducción al formato cooperativo, nos dimos cuenta que puede aplicarse perfectamente en el proyecto y puede ser muy bueno para el modelo que tenemos nosotros. Pero como el mínimo para formar una cooperativa son cinco personas, estamos en etapa de captación. Por ahora nos estamos asesorando, no lo tenemos muy claro, apuntamos a buscar personas vinculadas a la ingeniería y arquitectura y también a la parte de gestión empresarial”-detalla.

El integrante del proyecto Casa Pasiva, dijo que esta puede ser una linda oportunidad para ayudar a las familias a que logren un mejor confort y una mayor eficiencia y mencionó que este tipo de construcción puede aplicarse a escuelas, industrias y lo que la sociedad necesite.

-”Estamos en un lindo momento para innovar y meternos en lo que tiene que ver con la eficiencia energética”-concluye.

Texto: Alexandra Perrone

Foto: Incubacoop

Escuchar entrevista:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone