Llega al LATU la 4ª Olimpíada de Robótica, Programación y Videojuegos de Plan Ceibal

Participan más de 1500 estudiantes; del encuentro surgirá el equipo que competirá en el First Lego League 2018 en Estados Unidos.                                                                                                                                                                                                                                             Más de 1500 estudiantes de escuelas, liceos y escuelas técnicas de todo el país participan de la 4ª Olimpíada de Robótica, Programación y Videojuegos de Plan Ceibal; que se realiza este viernes 17 de noviembre. La jornada tendrá lugar en el Edificio los Robles del LATU entre las 8.00 y las 18.00 horas.

SobreCiencia conversó con Magela Fuzatti, jefa de Laboratorios Digitales del Plan Ceibal y Fabiana Pedrini responsable de la organización del evento.

Las expertas explicaron que cada uno de los 230 grupos que participan en esta nueva edición de las Olimpíadas de Robótica, debe tener como objetivo central encontrar un problema en su comunidad para luego hacer un trabajo y una concientización con su ciudad con el objetivo de solucionarlo.

Esa es la excusa de las Olimpíadas, todo el año trabajaron en esto, y en esta final no es competir, es venir a compartir. Lo que importa no es el robot que arman sino el proyecto que se les ocurre para resolver un problema. Es por lo que estamos abogando desde el Plan Ceibal, el pensamiento computacional”, dijo Fuzatti.

Este año, en que las Olimpíadas fueron declaradas de Interés Ministerial por el Ministerio de Educación y cultura y de interés del Consejo de Educación Inicial y Primaria; la consigna que desafía a los participantes es “el agua y/o las energías renovables”.

Tenemos tres categorías: programación y videojuegos con scratch; Robótica, que es una robótica libre porque la idea es que ellos hagan un proyecto y la robótica sea la excusa para poder demostrar lo que están haciendo, y (la categoría) First Lego League (FLL), que es la competencia internacional de robótica. Este año Plan Ceibal se encarga de organizarla, no sólo en Uruguay, sino en Argentina, Paraguay, Ecuador y Colombia. Y el año que viene, se suma Panamá”, anunció Pedrini.

La participación de niños, jóvenes y adolescentes de todo el país fue aumentando; en 2015 participaron 86 equipos, en 2016 fueron 180 y este año aumentó a 230; además de los grupos que llegarán de Argentina, Brasil y Paraguay.

Recordemos que el año pasado se integró la categoría “First Lego League” en la cual ganó el grupo “Garra Charrúa” del liceo “José Alonso y Trelles” de Tala, quienes participaron este año de la competencia mundial World Festival, en Estados Unidos.

Incentivando nuevas generaciones

Los estudiantes que participan en las Olimpíadas de Robótica y Programación van construyendo un camino durante todo el año, ya que el propósito de crear un proyecto que solucione un problema de su entorno genera un trabajo con la comunidad y un rico intercambio entre diferentes instituciones del país. También les requiere invertir muchas horas fuera de su horario curricular, juntándose incluso fines de semana y feriados. En muchas ocasiones son los alumnos los que piden a los docentes poder formar parte de este campeonato.

Tenemos el caso de Agustín, un chico que había dejado el liceo, pero quería participar en las Olimpíadas. Y le dijimos que tenía que levantar las notas, y las tiene ahora con 11 y 12. Él formó un equipo con estudiantes de bachillerato artístico para robótica. Muchos siguen participando en las Olimpíadas, porque arrancaron en primer año, segundo año, y ahí se genera una predilección para la actividad. Muchos se ofrecen para ser jueces y voluntarios, que son estudiantes que participaron en instancias anteriores. Tenemos alrededor de 100 jurados voluntarios para estas Olimpíadas”, contó Pedrini.

Y lo rico de esto —agregó Fuzatti— es que muchos liceos ya están trabajando en la parte de valores en la comunidad, están yendo a enseñar a una escuela o forman redes entre distintos departamentos y trabajan con las familias. Lo que se está potenciando cada año es increíble, y todo esto pasa porque ellos quieren. Nos llaman los sábados, los domingos, los feriados. Cuando está cerrado el liceo se llevan todo a una casa y siguen trabajando”.

Respecto a los docentes, Fuzatti dijo que Plan Ceibal apostó a una fuerte capacitación. Ya que en una primera etapa se tercerizó a 1600 docentes, 800 en la Facultad de Ingeniería de la Udelar y 800 en la Facultad de Ingeniería de la ORT.

Es importante la formación, el apoyo y el seguimiento de parte nuestra porque fue ahí que empezamos a caminar. Nosotros empezamos a trabajar en Educación Media, en transformar lo que eran laboratorios de informática en laboratorios digitales. Empezamos en la parte de robótica, que fue la entrega masiva de kits. Luego Primaria vio el potencial de esto y comenzamos en escuelas de tiempo completo, tiempo extendido y escuelas rurales con más de diez alumnos. Nació robótica y programación junta, muchos docentes de ciencia y matemática tomaron la parte de programación y después empezamos con sensores físico-químicos y con impresoras 3D. Muchos de los equipos que vienen a participar, tienen piezas que se las fabricaron ellos en las impresoras 3D. Hay 80 impresoras 3D en todo el país”, dijo Fuzatti.

Hoy tenemos 322 centros, entre Primaria, Secundaria y UTU, que están trabajando en diferentes niveles de lo que era LabTed, que ahora se están transformando en los CeiLab, de a poquito. En Primaria hay más de 800 lugares trabajando en programación y robótica. Tenemos sensores físico -químicos en 220 lugares y en robótica en 275 liceos”, detalló.

La competencia

Esta nueva edición de las Olimpíadas de Robótica, Programación y Videojuegos tendrá un horario en el que podrá ser visitado por el público en general: entre las 13.30 y las 15.00 horas.
Pedrini explicó que ese horario se debe a que todos los equipos deben ser evaluados por los jueces, lo que hace que no pueda haber interacción con el público en un horario más extendido. Durante la mañana los equipos que trabajan en programación tienen que programar delante de los jueces. Después los jueces visitan la parte de robótica, y los que compiten en la FLL, son evaluados por jueces especiales.

First Lego League tiene el mismo reglamento para todos los países. Este año el tema de ellos es la hidrodinámica, por eso también tomamos el tema del agua para las Olimpíadas. Hay tres partes de la evaluación de la FLL: proyecto científico, valores y el diseño del robot. Valores es el trabajo con la comunidad, motivar a otros chicos a estudiar ciencia y tecnología y mostrarles que la robótica no es un cuco, es algo que se puede hacer. Después tienen el diseño del robot. Nosotros entregamos un tapete muy grande construido con lego dónde ellos tienen que hacer una serie de misiones. Todos los equipos son evaluados en esas tres categorías. Quienes estén bien evaluados y tengan al menos el 40% de las misiones de estos tableros que entregamos, son nuestros posibles ganadores de la competencia. Ese tablero, con misiones de lego construidas ahí, lo entregamos a los equipos hace dos meses, ellos tienen ese tiempo para programar y prepararse. Nosotros hacemos un seguimiento, no los dejamos solos en este tiempo, los guiamos, los ayudamos con la programación”, explica Pedrini.

Además de la FLL, hay otras categorías en esta competencia que se realizará este viernes, como la programación Scratch Juniors, en la que participarán cinco equipos con niños de primero y segundo año de escuela. También podemos encontrar grupos que trabajan en programación en Primaria, Ciclo básico y Segundo ciclo; cada categoría tiene una consigna distinta que los equipos tendrán que resolver en dos horas y media. Como apoyo y guía, previo a la prueba se les envía muchos ejercicios a los equipos de programación.

En esta edición la Olimpíada contará también con animadores y mesas didácticas. Antes de la premiación final tocará una banda como sorpresa para los estudiantes, ya que, como dice la organizadora, “la idea es que sea un espacio para demostrar lo que se aprendió en el año, compartir, hacer amigos y divertirse”.

Es importante destacar también que es el Plan Ceibal el que provee el transporte y el alojamiento a aquellos participantes del interior del país que vienen a Montevideo a competir en las Olimpíadas. Para muchos de ellos es la primera visita a la capital. Las edades de los estudiantes que participan van desde los seis hasta los dieciocho años.

Pensamiento computacional

Magela Fuzatti, jefa de Laboratorios Digitales del Plan Ceibal, profundizó en el concepto del pensamiento computacional y explicó que cuando hay que resolver un problema de fondo se aprender a trabajar en equipo y se pueden ver claramente cómo se diferencian los roles.

El pensamiento computacional lo que hace es ayudar a dividir el problema en partes, a trabajar reconociendo patrones, si ya hay alguna parte resuelta, si alguien ya lo resolvió. La abstracción, distinguir qué sirve, qué no sirve, qué parte es relevante para el trabajo y qué no, y la parte de algoritmos que es la resolución paso a paso. Hay una gran diferencia entre lo que es pensamiento computacional y ciencia de la computación. El pensamiento computacional sirve para resolver un problema complejo con todos esos pasos que mencionamos. En cambio, ciencias de la computación, es por ejemplo hacer un robot, un sistema de servidores. Uno integra al otro y se pueden integrar, pero el pensamiento computacional va más allá, puede no terminar en lo digital, porque lo más importante es resolver el problema”, explicó.

Fuzatti agregó que actualmente Plan Ceibal está trabajando con Primaria en el pensamiento computacional, con 93 grupos en 39 escuelas. Este es un plan piloto que comenzó en setiembre en el que se utilizan cajas, clases dadas por videoconferencia y guiones hechos por maestros.
El próximo 12 de diciembre se realizará un Seminario de Pensamiento Computacional online con exponentes de diferentes países.

Nosotros estamos haciendo la prueba de concepto, formando a los docentes y se está haciendo un piloto, y también lanzamos un curso masivo online de pensamiento computacional. Tenemos mil docentes haciéndolo. Esto demuestra las ganas de trabajar, ver que por ahí hay un camino a transitar en conjunto. Lo central nuestro es el alumno; si ellos quieren aprender, aprenden, y después les va a servir para la vida”, concluyó.

Texto: Alexandra Perrone

Foto: Plan Ceibal

Entrevista: Gustavo Villa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone