Investigación científica detectó bacterias multiresistentes que nunca habían aparecido en Uruguay

El próximo paso es comparar esas bacterias con las que se encuentran en los centros de salud.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Un proyecto conjunto entre el Institut Pasteur de Montevideo, el LATU y la Intendencia capitalina, con financiamiento de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII); analizó los fluidos de los sistemas de saneamiento de Montevideo y las aguas de las playas de la ciudad, buscando identificar microorganismos que peligran la salud humana, que hasta ahora pasaban desapercibidos por las técnicas utilizadas.

Este jueves, en el Institut Pasteur se presentaron los primeros resultados de esta investigación, a cargo del Dr. Gregorio Iraola, quien integra la Unidad de Bioinformática del Instituto.

Iraola contó a SobreCiencia que la resistencia a antibióticos es uno de los problemas sanitarios de mayor relevancia a nivel mundial. Las bacterias que tiene resistencia causan infecciones muy difíciles de tratar y por tanto complican mucho a los pacientes que las tienen.

– “La Intendencia se dedica a hacer el monitoreo rutinario de playas y del sistema de saneamiento, y nosotros estamos incorporando otras técnicas de mayor poder , en cuanto al poder de resolución que tienen para identificar microorganismos que pueden estar asociados, por ejemplo, a infecciones, o tener riesgos para la salud humana y animal. Dentro de ese universo de posibilidades que nos da la metagenómica y la genómica, estamos enfocados en estudiar aquellos microorganismos que tienen resistencia a antibióticos”- explicó.

El experto agregó que en el agua de saneamiento hay una diversidad y una abundancia de genes que codifican resistencia a antibióticos mucho más alta que en el agua, por ejemplo, de playas u otro tipo de efluentes.

Iraola puntualizó que esto indica que las aguas crudas de saneamiento representan un riesgo potencial para la salud mayor que otros ambientes, algo que es esperable, ya que el agua del sistema de saneamiento está contaminada con desechos de todo tipo.

– “Se han encontrado estas mismas tendencias en otras ciudades del mundo. Y hay que aclarar que esto es así porque el sistema de saneamiento funciona bien, porque esto tiene que estar ahí dónde el sistema está diseñado para llevárselo a un lugar seguro, por lo tanto, esta diferencia entre el agua de saneamiento y el agua de playas, es positiva. Hay cosas que sólo aparecen en el saneamiento y no aparecen en playas, que son las cosas más peligrosas, los indicadores de mayor riesgo no están presentes en las playas. Esto está basado en un muestreo durante el año 2016, nos gustaría continuar este estudio, por ejemplo, saber qué diferencias hay entre el invierno y el verano”- remarcó.

El científico dijo que el valor de esta investigación es el haber podido identificar los genes que están más presentes en el sistema de saneamiento, para conocer para qué antibióticos esos genes obtienen resistencia. Además confirmó que los microorganismos multiresistentes que están siendo encontrados en todo el mundo, están también presentes en nuestro sistema de saneamiento, lo que significa que la última mutación de los mismos  está instalada aquí.

– “Esta información pretende ser de utilidad para diferentes autoridades, de la Intendencia o del Ministerio de Salud Pública, y el de Ganadería, Agricultura y Pesca; para que puedan tener esta información y utilizarla y tomar decisiones conscientes en función de lo que es la realidad de nuestra ciudad. Nuestra función es darles las herramientas para que los actores de las sociedad tomen las mejores decisiones”-agregó.

Iraola contó que el próximo paso en esta investigación consiste en poder comparar las bacterias encontradas en el saneamiento con las bacterias que se encuentran en los hospitales causando infecciones multiresistentes.

– “Si nosotros confirmamos que son las mismas, los mismos tipos de bacterias y los mismos mecanismos de resistencia que están ocurriendo en ambos lugares, ahí tenemos que pensar que hay algún tipo de transición que sería bueno identificar. Saber cómo se produce para poder mitigar la presencia de bacterias multiresistentes en áreas tan susceptibles como son los centros de cuidados intensivos.

Otro aspecto a resaltar es que nosotros hemos generado una cantidad de protocolos y estrategias de investigación sobre este material que es el agua saneamiento y de playa, pero esta estrategia se puede transferir para estudiar diferentes tipos de muestras y de ambientes como pueden ser efluentes de tambos o de frigoríficos, o de cualquier otro tipo de industrias. Hay un concepto a nivel global que se denomina ‘una sola salud’, ese concepto lo que describe es que la salud humana está conectada con los animales de producción y la salud de animales silvestres que viven dónde los humanos viven. Estudiar el ciclo completo es lo que se está apuntando a nivel global para resolver problemas de salud humana” concluyó.

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone