Robótica educativa: Una nueva forma de aprendizaje en las aulas

El Plan Ceibal es un proyecto educativo de inclusión social creado en el año 2007 con el fin de proporcionar un computador portátil a cada niño para generar y promover la elaboración de propuestas educativas acordes a las nuevas tecnologías.

La sigla Ceibal es un acrónimo que significa “Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea”.

Este programa se fue ampliando poco a poco hacia adolescentes de Secundaria, hacia una capacitación específica de maestros y docentes y a la creación de nuevos programas que acompañan los cambios vinculados a la tecnología y la innovación.

Si bien mencionar el Plan Ceibal trae la imagen de un niño o adolescente y su computadora, hoy en día podemos comenzar a visualizar la idea de un niño o adolescente y su robot.

Magela Fuzatti, jefa de Laboratorios Digitales del Plan Ceibal, dijo a Sobreciencia que la Robótica Educativa que se viene llevando adelante en diferentes liceos y escuelas del país va más allá de poner a disposición las herramientas tecnológicas para el armado de un robot.

“Ya hemos entregado más de 5.200 Kits de robótica en todo el país. Son dispositivos físicos externos a la computadora y controlados por esta. La entrega de estos materiales genera en los estudiantes un proceso profundo que abarca desde el diseño del robot, la programación del mismo y la resolución de problemas, dando lugar al aprendizaje basado en proyectos interdisciplinarios, integrando a las diversas áreas del conocimiento”, explicó Fuzatti.

La experta agregó que además de estos 5.200 kits de robótica hay 84 impresoras 3D y unos 295 Centros Labted en diferentes centros educativos de todo el territorio nacional.

“Los Labted son Laboratorios de Tecnologías Digitales que proponen la resignificación del Aula de Informática en Educación Media, transformándola en un espacio de trabajo que promueve el aprendizaje colaborativo y la integración de lo tecnológico y lo cognitivo, lo que estimula el pensamiento lógico y la creatividad. Esto permite que el estudiante adquiera destrezas necesarias para enfrentarse a un mundo cambiante, ya no desde la perspectiva de espectador, sino como protagonista de su propio desarrollo”, explicó.

Fuzatti contó a Sobreciencia que estos kits de robótica se entregan en las escuelas de tiempo completo, de tiempo extendido de práctica, en escuelas rurales con más de 10 alumnos, en todo ciclo básico de secundaria y en el ciclo técnico superior de UTU.

“Un aspecto que queremos destacar de la educación en robótica es el gran impacto positivo que descubrimos al aplicarla en instituciones de educación especial, por ejemplo la Escuela Roosevelt, con resultados increíbles”, dijo la integrante del equipo del Plan Ciebal.

“En general nosotros actualmente estamos desarrollando diferentes programas educativos que son: robótica educativa, programación y videojuegos; sensores fisicoquímicos, modelados impresoras 3D y audiovisual y stop motion”, detalló la experta.

Revolución robótica

Magela Fuzatti detalló en Sobreciencia algunos de los proyectos que se vienen desarrollando en varios liceos del país, poniendo como ejemplo el caso de los Labted que cuentan con impresoras 3D.

“En los grupos Labted se pueden ver los diferentes potenciales que tienen los chiquilines y ahí van definiendo que carrera les gusta más. Algunos trabajan en programación, otros en armado, otros en solución de problemas. En el caso de las impresoras 3D se aprende paso a paso, a través de un proceso que inicia con una idea y termina con un objeto impreso, real y tangible”, dijo.

“Por ejemplo, el liceo 71 de Montevideo tiene un proyecto que se basó en estudiar el arroyo Miguelete, e hicieron un estudio de materiales creando un dispositivo capaz de atrapar bacterias. Ahora están entre los grupos preseleccionados para ir a la Antártida. Y otro caso es el del liceo 26 de Montevideo; hicieron un dispositivo para adaptar el celular a telescopios y microscopios. En el ITS de Paysandú crearon un pulsador motomecánico para un sistema de ordeñe. Es muy interesante e impactante lo que se está generando”, dijo Fuzatti.

Estos proyectos que se vienen gestando en los salones de clase de nuestro país tienen su etapa de evaluación e intercambio en las Olimpíadas de Robótica, Programación y Videojuegos que organiza el Plan Ceibal. Este año es la tercera vez que se lleva a cabo y su etapa final presencial se desarrollará el 17 y 18 de noviembre en el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

Texto: Alexandra Perrone

Entrevista: Gustavo Villa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone