Se detectaron coliformes fecales en la arena del Cabo Polonio, dijo investigadora del IIBCE.

Puede llegar afectar la salud de los que están en la playa”, sostuvo Claudia Piccini.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          la investigadora del departamento de Microbiología del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE) Claudia Piccini dijo que en algunas muestras de los estudios realizados durante el invierno en Cabo Polonio se han detectado coliformes fecales en la arena. “Puede llegar afectar la salud de los que están en la playa; sobre todo los gurises que comen arena, hacen castillitos”, comentó.

Para mejorar la situación sería necesario contar con un sistema eficiente de pozo negro; “que no necesite mantenimiento de barométrica, que sea sustentable, que uno pueda gestionarlo de alguna manera”, dijo Piccini. Recordó que en estudios realizados en 2013 y 2014 se detectó que la presencia humana masiva sumada a pozos negros mal diseñados resultaba en afectación de las cachimbas.

No se han tenido noticias de medidas ni respuesta a varias comunicaciones que se han intentado; la comunicación ha sido compleja”, dijo Piccini sobre la relación entre el equipo investigador del  IIBCE y las autoridades. “A lo mejor están pensando ya en la solución; nosotros no sabemos nada de eso”, comentó.

La investigadora señaló que se han tomado muestras mensuales durante los últimos siete meses de 2017 y que se continúan tomando. “Queremos ver cómo impacta el verano y ver hasta dónde llegan las consecuencias de la contaminación subterránea”, agregó.

Piccini dijo que los procesos naturales de depuración de la contaminación tienen un límite y hay un momento en que el impacto es irreversible. “Lo que estaría bueno sería detener la cosa antes de que se llegue a ese punto”, comentó y advirtió que cuanto más tiempo transcurra sin que se tomen recaudos, serán necesarios más recursos para revertir la situación.

Se apunta a que el estudio esté completo y disponible a mediados de año, dijo. “Como investigadores a los que les paga el Estado, la idea es que lo que hacemos, en la medida de lo posible, si genera información útil, esté disponible para quienes toman las decisiones. Si no, es una investigación que hizo el Estado y que queda ahí”, dijo.

Texto: Web Radio Uruguay

Entrevista: Gustavo Villa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone