Smartphone: una herramienta para enseñar, aprender y hacer ciencia

Las nuevas tecnologías como computadoras, tablets, y teléfonos inteligentes están produciendo cambios revolucionarios en toda la sociedad, incluyendo la forma de hacer ciencia.

Arturo Martí, coordinador del área de física del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba), contó en SobreCiencia cómo hacer masiva la enseñanza de la física realizando experimentos con una herramienta de uso cotidiano: el smartphone o teléfono inteligente.

“Los smartphones tienen una serie de sensores que les aportan capacidades que otras computadoras no tienen: acelerómetros, magnetómetros, brújula, sensor de rotación y de luz, cámara de fotos o GPS, entre otros. Y más allá de que el fabricante usa estos sensores con otros fines, nosotros fuimos viendo que estos aparatos se pueden usar para hacer experimentos de física”, asegura.

Martí destacó los aspectos positivos de utilizar esta herramienta en el proceso educativo, no solo porque entusiasma a los estudiantes, sino también por ser algo que muchos jóvenes poseen y que pueden llevar consigo a todos lados.

“Nosotros en Pedeciba hemos visto que se pueden hacer muchos experimentos con los smartphones, y con la ventaja de que un teléfono tiene un costo muy inferior al de un laboratorio tradicional”, explica.

Viviendo la física

Martí explicó que los experimentos consisten en utilizar los sensores que vienen incorporados en el teléfono inteligente a través de aplicaciones específicas capaces de leer datos como velocidad, presión o aceleración.

“Realizamos experimentos de física en eventos de la vida cotidiana. Por ejemplo estudiamos conceptos de aceleración y velocidad angular en una calesita del parque. En ascensores, estudiando la aceleración usando el acelerómetro del celular cuando el ascensor sube y baja. También hemos realizado algunas mediciones de presión en aviones. Algo que puede parecer curioso es en los deportes, porque se puede medir la velocidad de una pelota de fútbol con la cámara de un celular. Y saber qué estudiante pateó más rápido y más fuerte”, detalla.

Martí contó a SobreCiencia que las aplicaciones que se suelen utilizar para estos experimentos de física se encuentran fácilmente en las tiendas de descarga de los sistemas operativos Android e IOs y agregó que las más frecuentes para estos fines son Androsensor y Physics Toolbox. “En nuestra página web tenemos los links a todos los experimentos y a las aplicaciones que usamos”.

El científico explicó también en general los sensores de los celulares son muy precisos: “el uso de smartphones tiene sus sutilezas, es como todo instrumento: hay que informarse, leer y aprender a usarlo”.

Texto: Alexandra Perrone

Foto: Javier Celaya/ adhocFOTOS

Entrevista: Gustavo Villa.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone